POSTS

Cenicienta está en un asteroide

- 8 minutos de lectura - 1678 palabras

Cenicienta tiene su nombre en un cráter del asteroide Ryugu, actualmente circundado por la sonda espacial japonesa Hayabusa2.

La Unión Astronómica Internacional (IAU1) dio a conocer varios nombres oficiales para características superficiales del asteroide, que fueron propuestas desde todo el mundo a la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA).

Mapa del asteroide Ryugu con los nombres oficializados por la Unión Astronómica Internacional. Crédito de la imagen: JAXA.

Cráter Kintarō

Además de Cenicienta, tenemos el cráter Kintarō, que recuerda a un héroe del folklore tradicional de Japón, que en español significa “niño de oro”. El personaje de leyenda se basa en un protagonista humano que sirve como modelo a los niños de Japón para que sean fuertes como Kintarō. La figura ha pasado al anime, al manga, a los libros de cuentos, a la pintura y la escultura, incluso a las golosinas.

Cráter Momotarō

Momotarō: El cráter Momotarō recuerda al protagonista de uno de los cuentos tradicionales japoneses que se hallan entre los más famosos. Refiere la historia de una pareja de ancianos que no puede tener hijos y un día son bendecidos con un niño que nace del interior de un durazno-melocotón gigante, que la anciana encuentra un día flotando en un río. De ahí su nombre: momo (durazno-melocotón), con el sufijo Tarō (nombre masculino común en Japón).

Cráter Kibidango

Kibidango: El cráter Kibidango está ligado al cráter Momotarō en el asteroide Ryugu. Refiere a una especie de empanada pequeña, con masa elaborada a base de mijo, que puede tener diversos rellenos y hervida en sopa, era consumida por el héroe.

Cráter Urashima

Urashima Tarō: nombre del protagonista de una leyenda japonesa que refiere directamente a Ryugu, el dios dragón que mora en las profundidades del océano. El cráter Urashima recuerda a un pescador que salvó a una tortuga y fue recompensado con una visita al Palacio del dios Dragón (Ryūgū-jō), en el fondo del mar. Urashima Tarō permaneció allí por tres días, y de regreso en su aldea advirtió que habían transcurrido 300 años. El cuento es considerado el ejemplo más antiguo de una historia sobre los viajes en el tiempo. Urashima, el humano que por su respeto a la Naturaleza, como representación de todas las vidas, pudo conocer al mismísimo Ryugu, ahora es recordado en el asteroide nominado en honor al dragón que es señor de las profundidades de las aguas.

Cráter Brabo

Brabo: El cráter Brabo, en el asteroide Ryugu, refiere al héroe belga Salvio Brabo, un capitán romano que se negó a pagar peaje, para utilizar el puerto en el río Escalda, al gigante Duon Antigoon. Brabo se trenzó en lucha con el gigante, lo derrotó y le cortó la enorme mano, de manera similar a lo actuado por este a otros que se negaban a pagar tributo. Brabo arrojó la gigantesca mano al río y así se dice que fue formada la ciudad belga de Amberes, cuyo nombre significa lanzamiento de mano. Vencedor y derrotado están inmortalizados con dos estatuas enormes a ambas orillas del río. Ahora, además de en una fuente que lleva su nombre, Brabo también está en el asteroide Ryugu.

Cráter Kolobok

Kolobok: El cráter Kolobok recibe su nombre del personaje de un cuento representativo de los eslavos. Es una galletita, panqueque, pastel o torta. Redondeado, pequeño, de color amarillo, Kolobok escapa de la casa de abuela y abuelo, va al bosque, donde en una especie de viaje de iniciación evita que lo coman el lobo, el conejo y el oso. Hay quienes hallan vínculos con un panqueque rodante que se halla en las tradiciones alemanas y nórdicas, ligazón que se extendería hasta el hombre de jengibre de la tradición inglesa.

Catafo Saxum

Catafo: La tradición oral cajún refiere la historia de Catafo y sus hermanos, que algunos estudiosos vinculan a la historia de Hansel y Gretel. Como estos, aquellos vencen a los malvados que les mantienen cautivos. Catafo Saxum refiere a una región plena de rocas del asteroide Ryugu. (Como ya hemos indicado aquí, los científicos japoneses pensaban que Ryugu era un asteroide que contaría con más terrenos planos de los que hallaron cuando la sonda Hayabusa2 llegó a su objetivo).

Este mapa del asteroide Ryugu fue realizado con imágenes captadas por instrumentos de la sonda espacial japonesa Hayabusa2. Con colores aparecen señalizados los puntos posibles de descenso a la superficie de Hayabusa2. Lo utilizo para que distingamos mejor las características superficiales con nombres oficiales. Por cierto, L08 abarca dos de los sitios en los que Hayabusa2 intentará descender y tomar muestras desde el 18 de febrero de 2019. Crédito de la imagen: JAXA.

Ejima Saxum

Ejima: La característica Ejima Saxum parece referir a caracteres del teatro kabuki vinculados con la intriga desatada por el escándalo Ejima-Ikushima. El otro vocablo refiere a uno de los dialectos nigerianos, el Igbo, en el cual la palabra significa mellizos.

Tokoyo Fossae

Tokoyo: Tokoyo Fossae2 fue nombrado en honor del personaje mitológico Tokoyo, cuyas proezas llevaron a que la antigua capital, Edo, fuera renombrada Tokyo. Tokoyo era la hija de un samurai caído en desgracia ante el monarca, que lo exilió en una isla. Tras vender todo para llegar a la isla y reunirse con su padre, la joven quedó en la costa porque se rehusaban a trasladarla a un sitio de exilio. Robó un bote, llegó a la isla, consultó a un pescador que no sólo le informó que desconocía a su padre, sino que no podría preguntarle a nadie debido a la prohibición del monarca. Oró en un templo de Buda, fue vencida por el sueño y despertada por una niña que iba con un monje, quien iba a sacrificarla para satisfacer a una deidad. Tokoyo tomó su lugar y se lanzó al abismo marino con un puñal entre los dientes. En el lecho marino halló una estatua con la figura del emperador y tras superar las intenciones iniciales de destruirla, la acarreó a la costa, lo que logró tras derrotar a un monstruo. El emperador, que se hallaba mortalmente enfermo, se recuperó y entendió que Tokoyo había roto el sortilegio que pesaba sobre él. Perdonó al samurai y permitió que padre e hija se reunieran.

Ryūjin Dossum

Ryūjin: El dios dragón Ryūjin, Ryōjin, también Ōwatatsumi o Watatsumi, según la mitología japonesa, simboliza el poder de los mares, de quien es tutor. Se cree que el linaje imperial de Japón tiene su origen en Ryūjin, a través de su hija Otohime. Ryūjin Dossum es una cresta rugosa en el asteroide Ryugu, nombre aceptado por la Unión Astronómica Internacional.

Otohime Saxum

Otohime:Al procurar referencias para Otohime Saxum3, la característica en la superficie del asteroide Ryugu, hallé que Toyotama-hime u Otohime es la princesa dragón, que rige las profundidades marinas, en la leyenda folkórica protagonizada por Urashima-Tarō. En japonés, Otohime significa Princesa del Sonido o Joya Luminosa. Se enamoran cuando el pescador Hoori va en busca de los anzuelos que habían perdido con su hermano. En su inmersión, Hoori ve a Otohime y ambos se enamoran perdidamente. La joven pide permiso a su padre, Ryūjin, para casarse con Hoori. Engendran un niño y cuando está dando a luz Otohime toma la forma de un dragón. El nombre ha sido elegido para denominar oficialmente a una enorme característica rocosa en el polo Sur del asteroide Ryugu.

Hōrai Fossae

Hōrai: En mi búsqueda de referencias para Hōrai Fossae hallé que el Monte Hōrai es un paraíso mítico japonés que tiene una conexión con la leyenda china de Penglai, aunque otros investigadores indican que en realidad difiere mucho de esta última. Según algunos textos japoneses del período Tokugawa, el *Monte Hōrai** era un lugar habitado pequeñas hadas que como desconocían la maldad nunca envejecían. La visión del Monte Hōrai, en los períodos Meiji y Tokugawa, difería de la china en cuanto a que rechaza muchas de las propiedades fantásticas y mágicas del lugar. El Monte Hōrai no está libre de pena y muerte, y tiene inviernos terriblemente fríos. La concepción del Monte Hōrai que elaboró el greco-estadounidense Lafcadio Hearn, cuyo nombre en japonés fue Koizumi Yakumo al convertirse en ciudadano nipón, señala que allí no había frutas mágicas que curasen la enfermedad, otorgaran la eterna juventud. Sino que más bien era un lugar hecho de quintillones de quintillones de almas. El respirar en ellas otorgaba todas las percepciones y conocimientos de esas almas antiguas. En el libro de Hearn: Kwaidan: historias y estudios de las cosas extrañas, se indicó que el pueblo japonés cree que el Monte Hōrai es una mera fantasía. Incluso al Monte Hōrai se le llama Shinkiro, que significa “Espejismo-la Visión de lo Intangible”.

Nombres no reconocidos oficialmente por la UAI

Trinitas y Alicia en el País de las Maravillas

En la imagen divulgada por la JAXA, se menciona que los nombre coloreados en naranja son apodos con los que se refieren a dos sitios del asteroide Ryugu, que no han sido reconocidos como nombres oficiales por la UAI: Trinitas (que refiere a la Trinidad), y Alicia en el País de las Maravillas. El resto de los nombres, coloreados en amarillo, sí han sido aceptados por la UAI. La mayoría son cráteres, coloreados en verde; dos conjuntos rocosos, coloreados en lila o violeta, y en naranja dos sitios que esperan una resolución de sus nombres.

¿El Polo Norte de la imagen es el real?

La misión Hayabusa2 informó que en ambos mapas (con anotaciones, y sin ellas) en la parte superior está el Polo Norte del asteroide Ryugu, aunque en realidad, la imagen ha sido rotada 180 grados. Por su período de rotación y órbita retrógada el Polo Norte está en realidad en la parte inferior. Los científicos japoneses nos simplifican la comprensión de esta cuestión. Ver polo celeste

Notas al pie


  1. IAU son las siglas en inglés de la Unión Astronómica Internacional, y se debe a International Astronomical Union. [return]
  2. Fossae, Fossa y Fossum refiere a una depresión en el terreno, estrecha y poco profunda. [return]
  3. Saxum, Saxa es un término latín que refiere a roca o enorme roca. Algunas ilustraciones denominan Saxum a la roca que Sísifo debía acarrear diariamente. [return]
comments powered by Disqus