POSTS

Ultima Thule es un cuerpo binario de contacto

- 5 minutos de lectura - 1048 palabras

Ultima Thule es un binario de contacto, informaron científicos de la misión New Horizons, cuya sonda se acercó a este cuerpo, el objeto más lejano a la Tierra observado por una enviada robótica terrestre moderna. Su apariencia, diferente a todo lo visto hasta ahora, echa luz sobre los procesos que generaron los planetas de nuestro Sistema Solar 4,5 mil millones de años atrás.

Esta imagen captada por Long-Range Reconnaissance Imager (LORRI), es la más detallada entregada, hasta ahora, por la sonda espacial New Horizons de Ultima Thule. Fue tomada a las 05:01 horas UTC del 1° de enero de 2.019, 30 minutos antes de la aproximación más cercana, cuando la sonda se hallaba a unos 28.000 kilómetros. La imagen tiene una escala original de 140 metros por píxel. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute. Esta imagen captada por Long-Range Reconnaissance Imager (LORRI), es la más detallada entregada, hasta ahora, por la sonda espacial New Horizons de Ultima Thule. Fue tomada a las 05:01 horas UTC del 1° de enero de 2.019, 30 minutos antes de la aproximación más cercana, cuando la sonda se hallaba a unos 28.000 kilómetros. La imagen tiene una escala original de 140 metros por píxel. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

“Este sobrevuelo es un logro histórico. Nunca antes, hasta ahora, ninguna nave espacial ha localizado un cuerpo tan pequeño, a tan alta velocidad, a tanta distancia en el abismo del espacio. New Horizons ha establecido una vara para la navegación de una nave espacial con tecnología de avanzada”, señaló, eufórico, Alan Stern, investigador principal de New Horizons, quien pertenece al Instituto de Investigación del Sudoeste, en Boulder, Colorado.

Dos versiones de Ultima Thule captadas por el instrumento LORRI, a bordo de New Horizons, el 1° de enero de 2019, poco antes de la máxima aproximación al binario de contacto. A la izquierda la imagen original; a la derecha, la imagen procesada. NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute. Dos versiones de Ultima Thule captadas por el instrumento LORRI, a bordo de New Horizons, el 1° de enero de 2019, poco antes de la máxima aproximación al binario de contacto. A la izquierda la imagen original; a la derecha, la imagen procesada. NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Las nuevas imágenes, tomadas a sólo 27.000 kilómetros de distancia, revelaron que Ultima Thule es un “binario de contacto”, que consiste en dos esferas conectadas. Las medidas de este mundo, punta a punta, alcanzan los 31 kilómetros de largo. El equipo de la misión ha bautizado Ultima a la esfera más larga, que tiene 19 kilómetros de ancho, y Thule a la más pequeña, de 14 kilómetros de ancho.

El corte parcial en la administración del gobierno de Estados Unidos afectó, y afecta, por ejemplo, la calidad de la información divulgada por la NASA. Si bien ha habido cobertura de NASA TV para el sobrevuelo de Ultima Thule por New Horizons, la divulgación ha sido casi nula. Un ejemplo es la calidad del vídeo de la conferencia de prensa brindada por parte del equipo de New Horizons este miércoles 2 de enero de 2.018: parece la copia pirateada de una película comercial esperada por el público. No quiero ser (no puedo serlo) ingrato con el equipo de la misión. Los resultados del sobrevuelo están allí, están aquí para nosotros.

El equipo señaló que las dos esferas probablemente estaban unidas en un 99 por ciento cuando se iniciaba la formación del Sistema Solar, tras colisionar no más fuerte que cuando dos automóviles se dan un topetazo en un incidente automovilístico en la Tierra.

La primera imagen a color de Ultima Thule, tomada a 137.000 kilómetros a las 4:08 horas UTC del 1° de enero de 2.019, resalta su superficie rojiza. A la izquierda una imagen a color resaltado tomada por el instrumento Multispectral Visible Imaging Camera (MVIC), producida al combinar canales infrarrojo cercano, rojo y azul. La imagen del centro fue tomada por Long-Range Reconnaissance Imager (LORRI), a una resolución espacial mayor, en aproximadamente un factor de cinco, que la de MVIC. A la derecha, la imagen a color fue superpuesta a la captada por LORRI para mostrar la uniformidad del color en los lóbulos de Ultima Thule. Adviertan la reducción del color rojizo en el cuello de 2014 MU69. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute La primera imagen a color de Ultima Thule, tomada a 137.000 kilómetros a las 4:08 horas UTC del 1° de enero de 2.019, resalta su superficie rojiza. A la izquierda una imagen a color resaltado tomada por el instrumento Multispectral Visible Imaging Camera (MVIC), producida al combinar canales infrarrojo cercano, rojo y azul. La imagen del centro fue tomada por Long-Range Reconnaissance Imager (LORRI), a una resolución espacial mayor, en aproximadamente un factor de cinco, que la de MVIC. A la derecha, la imagen a color fue superpuesta a la captada por LORRI para mostrar la uniformidad del color en los lóbulos de Ultima Thule. Adviertan la reducción del color rojizo en el cuello de 2014 MU69. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

New Horizons es como una máquina del tiempo, llevándonos hacia el nacimiento del Sistema Solar. Estamos viendo la representación física del comienzo de la formación planetaria, congelada en el tiempo. El estudio de Ultima Thule está ayudándonos a entender cómo se forman los planetas, tanto los de nuestro Sistema Solar, como aquellos que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia”, indicó Jeff Moore, líder del equipo de Geología y Geofísica de New Horizons.

En su cuenta de Twitter, el Dr. Alex Parker, del equipo científico de New Horizons señaló que “el pequeño punto de contacto entre los dos lóbulos y los componentes casi esféricos sugieren, realmente, que esta cosa se formó a través de una fusión muy sutil. Tan sutil, de hecho, que casi seguramente se habían formado cuando se unieron uno al otro. El color es similar a otros objetos clásicos del Cinturón de Kuiper. La superficie es mayormente uniforme en esta resolución, pero el cuello es menos rojo que el resto de 2014 MU69. El cuello que conecta los dos lóbulos está cubierto de material brillante, posiblemente por el fino material granulado que se asentó allí. 2014 MU69 rota una vez cada 15 horas, y la forma bilobulada ayuda a reducir la amplitud de la curva de luz que la nave espacial estaba observando comparada con una forma elipsoidal”.

Comparación entre los sistemas de Plutón y Ultima Thule. A la izquierda, Caronte, la luna más grande de Plutón, muestra, en la parte superior de la imagen, un enorme depósito de orgánicos originados en el planeta enano. En la mitad de la imagen, un enorme cañón indicativo que en algún momento circuló agua por allí. También hay orgánicos en 2014 MU69, y el cuello indica la presencia de agua en la zona. A diferencia de Caronte no hay cráteres de impacto significativos; sí hay elevaciones y posibles fracturas. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute Comparación entre los sistemas de Plutón y Ultima Thule. A la izquierda, Caronte, la luna más grande de Plutón, muestra, en la parte superior de la imagen, un enorme depósito de orgánicos originados en el planeta enano. En la mitad de la imagen, un enorme cañón indicativo que en algún momento circuló agua por allí. También hay orgánicos en 2014 MU69, y el cuello indica la presencia de agua en la zona, a razón de un gramo por centímetro cúbico. A diferencia de Caronte no hay cráteres de impacto significativos; sí hay elevaciones y posibles fracturas. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

Variaciones en la reflectividad de Ultima Thule (2014 MU69), en una imagen difundida en la conferencia de prensa de este miércoles, por integrantes del equipo científico y técnico de la misión New Horizons. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute Variaciones en la reflectividad de Ultima Thule (2014 MU69), en una imagen difundida en la conferencia de prensa de este miércoles, por integrantes del equipo científico y técnico de la misión New Horizons. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

La información del sobrevuelo del Año Nuevo continuará siendo descargada a la Tierra en las próximas semanas, y meses, con las imágenes de mayor resolución entre las últimas en hacerlo. “En los meses venideros, New Horizons transmitirá docenas de conjuntos de información, y escribiremos nuevos capítulos en la historia de Ultima Thule, y del Sistema Solar”, indicó Helene Winters, gerente de proyecto de New Horizons.

comments powered by Disqus