POSTS

Cosmonautas inspeccionaron agujero en la Soyuz

- 8 minutos de lectura - 1496 palabras

Los cosmonautas Oleg Kononenko y Serguéi Prokopyev, de Roscosmos, realizaron una caminata espacial de siete horas y cuarenta y cinco minutos de duración para inspeccionar, tomar imágenes y muestras de la parte exterior de la cápsula Soyuz MS-09.

Pensé que era una exageración que hubieran previsto una duración de seis horas para una caminata que tenía como objetivo revisar y tomar muestras de un agujero, con forma de araña, en el Módulo Orbital de la Soyuz que sus tripulantes utilizan para ir al baño, cambiarse de ropa y comer. El lugar es de gran ayuda si el viaje a la Estación, desde Baikonur, dura dos días. Y también cuando dura sólo seis horas, porque allí es donde pasan dos horas de espera luego de acoplar con la Estación, con el cambio de régimen de presurización y la verificación de posibles fugas tras el acople.

Cizalla en mano, Oleg Kononenko (traje con rayas rojas a los costados) corta las capas de protección térmica y contra los desechos espaciales, para acceder al agujero obturado en agosto último. A su lado, Serguéi Prokopyev (traje con rayas azules), lo sostiene y con la mano restante sujeta un conjunto de telas. Se aprecia una pinza de presión que sujeta una capa metálica de la Soyuz MS-09. Crédito de la imagen: ESA/Alexander Gerst

Precisamente, los controladores de vuelo en la superficie terrestre detectaron en agosto pasado una fuga de presión en la Estación Espacial Internacional, y hallaron que la causa residía en la Soyuz MS-09. El comandante de la Soyuz, Serguéi Prokopyev, y el comandante de la Expedición 57, Alexander Gerst (ESA), ubicaron un agujero en el Módulo Orbital, con forma de araña, que las autoridades adjudicaron a un micrometeoroide. No pudieron determinar si era a causa del impacto con un pequeño cuerpo derivado de la basura espacial que rodea a la Tierra, o un objeto metálico que viajaba por la zona… e impactó en la Soyuz MS-09. Prokopyev y Gerst utilizaron resina epoxi para obturar el agujero. Asunto solucionado. Parte uno.

Oleg Kononenko, amarrado por los pies a la grúa telescópica Strela, operada manualmente por Serguéi Prokopyev, se acerca a la nave espacial Soyuz MS-09. Crédito de la imagen: ESA/Alexander Gerst

Ahora, a poco más de una semana de la utilización de la Soyuz MS-09 para que Prokopyev, Gerst y la astronauta Serena Auñón-Chancellor regresen a la superficie terrestre luego de seis meses y medio de vivir y trabajar en la Estación, se hizo la inspección exterior, y la toma de muestras, fotografías y vídeos de la zona del impacto. Los tripulantes de la Expedición 57 tenían claro el lugar en el que estaba el agujero y que coincidía aproximadamente con los dos enormes parches de Roscosmos y Energía (la compañía rusa que fabrica y ensambla las cápsulas Soyuz) que rodean a la bandera rusa, no tan cerca del parche con la inscripción cirílica que identifica a la Soyuz.

Cabeza abajo para inspeccionar la Soyuz MS-09

Sujeto por los pies a la grúa telescópica Strela (Flecha, en ruso), operada manualmente por su colega, Serguéi Prokopyev, Oleg Kononenko se acerca a la zona perforada por un micrometeoroide, mientras la Estación Espacial Internacional sobrevolaba el Mar de Tasmania. Al dúo le llevó tres horas y cuarenta minutos de caminata espacial llegar a ese punto de la Soyuz MS-09. Crédito del vídeo: NASA TV

Yo estaba equivocado. Profundamente. No fue una tarea simple. Fue una tarea titánica. Kononenko lo había anticipado durante un reportaje televisado que había ofrecido a medios rusos la semana previa. Sabía a lo que se enfrentaban. Les tomó unas cinco horas y media llegar al Módulo Orbital de la Soyuz. Debieron aventurarse al espacio desde el módulo Pirs, el área del Segmento Ruso en que se halla el módulo para salir a las caminatas espaciales. En las imágenes observarán que allí está acoplado uno de los cargueros rusos Progress.

Elección de un cúter para cortar la protección térmica

Los cosmonautas Oleg Kononenko, aferrado por los pies a la grúa telescópica Strela, dialoga con su colega Serguéi Prokopyev y los controladores de vuelo en Moscú, sobre la utilización de un cúter para eliminar los aislantes térmicos externos del Módulo Orbital de la Soyuz MS-09, agujereado por el impacto de un micrometeoroide. Kononenko tiene rayas rojas en su traje Orlan y Prokopyev, rayas azules. Crédito del vídeo: NASA TV

Los dos cosmonautas abrieron la compuerta del compartimento Pirs a las 3:59 PM UTC. Regresaron siete horas y cuarenta y cinco minutos más tarde.

Cómo cortar el aislante de una nave espacial

Oleg Kononenko corta capas del escudo térmico y del escudo contra desechos espaciales en el exterior de la cápsula Soyuz MS-09, sostenido por su colega, Serguéi Prokopyev. En la maniobra, utiliza un cúter y despliega gran cantidad de desechos. Crédito del vídeo: NASA TV

Durante la caminata espacial, el dúo examinó el casco externo de la nave espacial Soyuz MS-09, acoplada a la Estación Espacial, tomaron imágenes, muestras del sellador epoxi empleado por Gerst y Prokopyev a finales de agosto, para obturar el agujero. Estaba previsto que aplicaran una manta térmica en la zona que ‘desnudaron’ para tomar las muestras. Además, recogieron experimentos científicos montados en el exterior del módulo Rassvet antes de regresar al interior de la Estación.

Agujero descubierto en la Soyuz MS-09

El agujero en la parte exterior del Módulo Orbital de la Soyuz MS-09 luego que los cosmonautas rusos Oleg Kononenko y Serguéi Prokopyev batallaran para cortar las capas aislantes externas y una capa metálica. Fue durante una caminata espacial de siete horas y cuarenta y cinco minutos de duración. Crédito del vídeo: NASA TV

Fue la 213a caminata en respaldo de la Estación Espacial, relacionadas con ensamblado, mantenimiento o actualización del laboratorio orbital. Era la cuarta caminata de Kononenko, y la segunda de Prokopyev.

Este podría ser el resumen perfecto, y reducido. Apto para los momentos acelerados de la vida actual. Y aquí terminaríamos.

Preparación para la extracción de muestras de la Soyuz MS-09

El cosmonauta ruso, Oleg Kononenko, cizalla en mano, se prepara para la toma de muestras del sellador epoxi utilizado en agosto de 2018 para sellar el agujero en la nave espacial, que adjudican a un micrometeoroide de desechos espaciales. Vemos a Serguéi Prokopyev preparando el contenedor donde disponer las muestras. Fue durante una caminata espacial de siete horas y cuarenta y cinco minutos de duración. Crédito del vídeo: NASA TV

En lo personal, observé a dos hombres entrenados luchar con el entramado de capas protectivas de la radiación, la falta de apoyo estable para operar cizallas, cúter, tijeras, pinzas de presión -similares a las utilizadas en mecánica, carpintería, entre otras labores-, que sujetan los elementos con los que se quiere trabajar, así como instrumentos para tomar muestras que en la punta tienen papel de lija donde quedan adheridos diminutos fragmentos, en este caso de un sellador, que los ingenieros rusos analizarán cuando la Soyuz MS-09 regrese a la superficie terrestre entre el 19 y 20 de diciembre.

Serguéi Prokopyev abraza el contenedor con las muestras extraídas del agujero en la Soyuz MS-09, y experimentos científicos adosados al exterior del módulo Rassvet. Él y Oleg Kononenko aún visten el traje sobre el que se calzan los trajes espaciales Orlan. Les rodean, de izquierda a derecha: Alexander Gers, David Saint-Jacques (cabeza abajo), Anne McClain y Serena Auñón-Chancellor, quien abraza uno de los trajes utilizados por los cosmonautas. Crédito de la imagen: NASA/Anne McClain.

¿Afectarán a la Soyuz MS-09, y a la tripulación que regresa, las tareas exploratorias realizadas por ambos cosmonautas? Los ingenieros y controladores de vuelo de Roscomos señalan que no, porque ese Módulo Orbital, como el Módulo de Servicio se desprenden antes del reingreso a la atmósfera terrestre y se incineran en las capas altas de la atmósfera de nuestro planeta. En tanto los tripulantes descienden protegidos por un escudo protector del plasma generado en el descenso por la interacción de la atmósfera y el material de la nave espacial.

Kononenko observa uno de los extractores de muestras del sellador epoxi. Crédito de la imagen: NASA TV

Una palabra final: hay quienes señalan que el agujero no fue provocado por un micrometeoroide (externo), sino por un error en la manipulación de materiales durante el ensamblado de la cápsula. Este año ha sido duro en cuanto a errores humanos o fallas materiales. Se mencionó que en las expediciones 5354, un tripulante estadounidense habría ‘perforado’ una cápsula Soyuz para acelerar el regreso de un colega que se hallaba en malas condiciones de salud. En octubre de 2018 hubo una falla en los impulsores laterales de la nave espacial Soyuz MS-10, que llevó a abordar la escalada orbital de Alexéi Ovchinin (Roscosmos), y Nick Hague (NASA).

Los cosmonautas observan el agujero en el Módulo Orbital de la Soyuz MS-09. Crédito de la imagen: NASA TV

En la Estación Espacial, como integrantes de la Expedición 57, se hallaban, además de los nombrados - Gerst, Prokopyev, Auñón-Chancellor y Kononenko - los astronautas Anne McClain y David Saint-Jacques

comments powered by Disqus