POSTS

Veinte años de la Estación Espacial

- 12 minutos de lectura - 2426 palabras

El desarrollo y construcción de la Estación Espacial Internacional significó el inicio de una colaboración entre países enfrentados, al menos política y económicamente.

En uno de esos pasos, el lanzamiento del Bloque de Cargo Funcional Zarya, realizado el 20 de noviembre de 1.998, desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, a bordo de un cohete Protón, significó un hito muy importante. Nueve minutos después, Zarya se hallaba en órbita y comenzó a desplegar sus antenas y paneles solares. Zarya fue construido en Moscú por el Centro Espacial Estatal de Producción e Investigación Khrunichev (KhSC), y sirvió como un módulo de control temporario para la incipiente Estación Espacial. Para algunos significó atar el desarrollo espacial a la órbita baja de la Tierra, dejando atrás los proyectos de aquellos, entre otros Wernhner von Braun, que luego de haber alcanzado la Luna, planeaban llevar humanos a la superficie marciana a mediados de 1.980. Otros resaltan que con la puesta en órbita de Zarya comenzaba un viaje increíble de ensamblado, operaciones e investigaciones científicas en un complejo estacionado a unos 400 kilómetros de la Tierra.

Lanzamiento de Zarya o Zaryá, a bordo de un cohete Protón.

Declaración de Roscosmos

Durante la Conferencia Científica Internacional “El espacio es un área abierta para la cooperación y el desarrollo internacional”, que se desarrolló en Rusia con motivo del vigésimo aniversario del inicio de la Estación en el espacio, la agencia espacial rusa dio a conocer una declaración:

“Los participantes de la conferencia valoraron grandemente los resultados obtenidos de las actividades a lo largo de los pasados 20 años desde el lanzamiento del primer elemento de la Estación Espacial Internacional, y 18 años de ocupación humana continuada, reconocen la importancia obvia de la EEI con una gran iniciativa científica y tecnológica internacional, con el objeto de desarrollar las capacidades humanas en la órbita baja de la Tierra y alcanzar los objetivos científicos, prácticos y socio-económicos de los países socios y de muchos otros países que están utilizando sus capacidades”.

El módulo Zarya, luego de ser puesto en órbita por un cohete Protón.

El módulo Zarya, luego de ser puesto en órbita por un cohete Protón.

“Los participantes destacaron, con satisfacción, el incomparable programa de la EEI y la colaboración internacional, remarcando su importancia como una plataforma para fortalecer y desarrollar la cooperación espacial internacional”.

Los participantes de la conferencia reconocieron los beneficios de utilizar la EEI y de impulsar sus capacidades para la investigación y las demostraciones tecnológicas y ayudando a resolver el desafío de misiones espaciales humanas de larga duración y para preparar la exploración espacial más allá de la órbita baja de la Tierra, y específicamente en el campo de la investigación y la exploración internacional de la Luna, Marte y el espacio profundo. La Estación Espacial no solamente nos ayuda a explorar más allá de la órbita baja de la Tierra, utilizando las potencialidades de la Estación a su máximo potencial provee beneficios tecnológicos, científicos y educativos para toda la humanidad”.

Agencia Espacial Europea

La misma Roscosmos difundió un reportaje a Johann-Dietrich Wöerner, el titular de la Agencia Espacial Europea (AEE, ESA, por sus siglas en inglés de European Space Agency):

— En su opinión, ¿cuáles de los experimentos o investigaciones que se realizan actualmente en la EEI puede cambiar nuestras vidas en el futuro?

— Toda la investigación que se desarrolla en la EEI es elegida porque no puede hacerse en la Tierra y porque ayudará a beneficiar a la humanidad y a explorar nuestro Sistema Solar. Puedo dar un par de ejemplos:

Los astronautas en el espacio experimentan una especie de proceso de envejecimiento acelerado, en individuos muy saludables, ofreciendo a los investigadores una enorme oportunidad de estudiar cómo envejecen nuestros cuerpos. Por ejemplo, el experimento Miotomas está observando cómo y por qué se pierde masa muscular en el espacio. Los hallazgos ayudarán a proteger a futuros astronautas en misiones extendidas a las profundidades de nuestro Sistema Solar, pero también ayudará a personas en la Tierra con problemas con degeneración de su musculatura. Adicionalmente, los investigadores desarrollaron un nuevo escáner no invasivo que permite obtener rápidamente la información que necesitan de los cuerpos de los astronautas. Esta nueva herramienta de diagnóstico hará que la visita al médico en la Tierra sea más efectiva y placentera.

Jan Wöerner, cabeza de la Agencia Espacial Europea

Jan Wöerner, cabeza de la Agencia Espacial Europea. Crédito de la imagen: ESA

Tenemos también las series de experimentos Aleaciones Traslúcidas y el Levitador Electromagnético. Están permitiendo a los investigadores ver cómo se comportan los materiales en la microgravedad. Estas investigaciones no pueden hacerse en la Tierra porque los procesos lentos son afectados por la gravedad, por lo que el conocimiento obtenido permitirá a la industria crear nuevas aleaciones de metales, con mejores propiedades: más livianas, más fuertes, más baratas. Algunas de las investigaciones más fascinantes en la Estación Espacial están observando cuestiones físicas elementales, como el comportamiento de los átomos, o cómo es posible que esos experimentos cambien drásticamente nuestro futuro, de maneras que no podemos siquiera imaginar. Tal como Newton no pudo imaginar, cuando desarrolló su teoría de la gravedad, que ahora estaríamos operando una estación espacial.

— ¿Qué apoyo provee la EEI para exploraciones del espacio profundo y para vuelos futuros más allá de la órbita baja de la Tierra?

— La Estación Espacial es un banco de pruebas y un terreno de experimentación para impulsar la exploración del espacio profundo. ESA está lanzando este mes un sistema regenerativo de última generación para el soporte vital, que recicla el dióxido de carbono en oxígeno en la Estación Espacial. A medida que nos adentramos más en el espacio, los astronautas necesitan ser más autosuficientes, y la tecnología europea será necesaria para apoyar a los astronautas en la construcción, con nuestros socios internacionales, de una nueva estación espacial, el Portal Lunar. En sí mismo, el Sistema Avanzado de Bucle Cerrado1 será probado en la EEI para ser usado en el siguiente paso de nuestra exploración. De manera similar, usamos la EEI orbitando la Tierra como un banco de pruebas para futuras naves espaciales que orbiten Marte o la Luna. El astronauta de la AEE, Alexander Gerst, recientemente controló un robot que estaba en Alemania, desde el espacio, para probar la red, la interface de usuario y las robóticas.

– En su opinión, ¿las actividades de la EEI serán relevantes en el futuro cercano? ¿Y qué escenarios existen para el desarrollo de estaciones orbitales cercanas a la Tierra?

– Aún necesitamos seguir en la órbita baja de la Tierra para proveer la ciencia y la investigación, como se lo describí en las preguntas anteriores, y también como un potencial trampolín para misiones de exploración que irán a las profundidades de nuestro Sistema Solar.

Lanzamiento de la misión STS-88, del Transbordador Espacial Endeavour, con el módulo Unity 1, con destino a la Estación Espacial Internacional. Crédito de la imagen: NASA

Lanzamiento de la misión STS-88, del Transbordador Espacial Endeavour, con el módulo Unity 1, con destino a la Estación Espacial Internacional. Crédito de la imagen: NASA

– ¿Cómo evalúa la colaboración de los socios de la EEI?

– Este es un modelo único de cooperación: la máquina más compleja jamás construida por la humanidad, involucra más de 100.000 personas de más de 15 países diferentes. Si usted pensara en ello sin el ejemplo concreto de la EEI, suena casi imposible una cooperación internacional de ese tipo.

La tripulación de la misión STS-88 del Transbordador Endeavour, encaminándose al vehículo de transporte de los astronautas. Crédito de la imagen: NASA

La tripulación de la misión STS-88 del Transbordador Endeavour, encaminándose al vehículo de transporte de los astronautas. Crédito de la imagen: NASA

Como sea, allí está, ha estado allí por 20 años, y mientras nosotros hablamos, 6 astronautas de diferentes culturas trabajan en el más alto nivel y cooperan para llevar a cabo un programa científico de vanguardia, que provee beneficios sociales, científicos y económicos a los ciudadanos de la Tierra. Este modelo también debe inspirarnos cuando planeamos nuevos proyectos espaciales que necesitan ser vistos a escala global, por ejemplo programas de defensa planetaria.

Vista del módulo Zarya sujeto por el brazo robótico del Transbordador Espacial Endeavour. En la bahía de carga, el módulo Unity, que fue unido a Zarya. Por detrás, el globo terrestre con el limbo superior iluminado por el Sol. Crédito de la imagen: NASA

Vista del módulo Zarya sujeto por el brazo robótico del Transbordador Espacial Endeavour. En la bahía de carga, el módulo Unity, que fue unido a Zarya. Por detrás, el globo terrestre con el limbo superior iluminado por el Sol. Crédito de la imagen: NASA

– ¿Los inversores privados están interesados en continuar el trabajo de la EEI? ¿Los socios de la EEI pueden concretar reglas para el acceso a la estación de inversores privados?

– Estamos haciendo accesible la Estación Espacial Internacional a la explotación comercial a medida que la AEE mira más allá. Hay una demanda definitiva de la industria para ejecutar experimentos en microgravedad, y la AAE está ofreciendo acceso comercial a través de ICE Cubes y Bartolomeo. Con el servicio de ICE Cubes la AEE está ofreciendo acceso continuado al espacio a todos, y es democratizando de esa manera como se hace todo lo posible para que participen en la exploración espacial nuevas organizaciones y países.

Los servicios ICE Cubes son versátiles y la mayor parte de los experimentos pueden ser llevados adelante, incluidas las tres áreas principales de la Ciencia Espacial: Biología, investigación humana y ciencias médicas. El servicio ICE Cubes permite un acceso simple y rápido a la industria de investigación y desarrollo2 y a las compañías tecnológicas. El servicio ofrece un punto de contacto para los investigadores, simplificando los procesos de volar su investigación o tecnología en la Estación Espacial Internacional, y ofrece oportunidades de lanzamiento regulares y comprometidas. De una manera similar, Bartolomeo será una plataforma externa, ubicada en el exterior del laboratorio europeo Columbus, que ofrece acceso comercial al espacio.

– Una de las ventajas de la EEI es su capacidad de ser un peldaño para la exploración del espacio profundo. En su opinión, ¿cuando comenzarán los socios la construcción de una “Estación Espacial Lunar”, y cuál será su relevancia para la humanidad?

El astronauta de la NASA, James Newman, fotografiado durante las tareas de conexión y articulación del módulo Unity al módulo Zarya. Crédito de la imagen: NASA

El astronauta de la NASA, James Newman, fotografiado durante las tareas de conexión y articulación del módulo Unity al módulo Zarya. Crédito de la imagen: NASA

– Nosotros ya estamos bien encaminados. ESA adjudicó contratos a la industria europea para el diseño conceptual de módulos de albergue e investigación, así como un elemento de infraestructura para reabastecimiento, acople y comunicaciones. Orión, la nave espacial que transportará los astronautas al portal ya ha sido construida y ahora está en proceso de pruebas. ESA está aportando el módulo de servicio para Orión, que proveerá electricidad, agua, aire - todo para mantener con vida a los astronautas. El primer módulo de servicio está completo y el cableado para el segundo módulo de servicio está haciéndose ahora. Esta nave espacial irá más profundo en el espacio, que cualquier otra nave espacial calificada para ser tripulada por humanos lo estuvo antes.

Para observar la Luna y saber que los humanos tienen un campamento base permanente, internacional, orbitando nuestro satélite rocoso tiene implicancias profundas para la humanidad. Una cosa es ir a la Luna en una misión inigualable durante la carrera espacial, a trabajar juntos con socios de todo el mundo y construir una avanzada sostenida para investigación y para hacer viajes más lejos de lo que los humanos han estado antes, es tanto emocionante como unificador para los habitantes de la Tierra.

¿Cómo ve usted el futuro de la exploración humana del espacio?

– El futuro de la Exploración Espacial Humana3 es continuar empujando la frontera de lo desconocido, ir “adelante hacia la Luna” y hacerlo juntos, siguiendo el modelo de la cooperación internacional que hemos establecido con el actual programa de exploración, como lo dije en la quinta respuesta.

El recuerdo de la NASA

En tanto, la NASA indicó que “al programa de la Estación Espacial Internacional se le pueden hallar raíces hacia 1.984, cuando el presidente Ronald Reagan propuso que Estados Unidos desarrollara una estación espacial que orbitara la Tierra. Estados Unidos invitó a Canadá, Japón y a la Agencia Espacial Europea a unirse al proyecto en 1.988, y cinco años más tarde el presidente Bill Clinton invitó a Rusia a unirse a la sociedad. Rusia no sólo llevó al programa sus muchos años de experiencia con vuelos espacial humanos de larga duración, sino módulos para la planificada estación espacial Mir 2. Antiguos adversarios en la Tierra, ahora estaban trabajando juntos para construir el más grande laboratorio en el espacio”.

Los módulos Zarya y Unity, acoplados. Detrás, el planeta Tierra. Crédito de la imagen: NASA

Los módulos Zarya y Unity, acoplados. Detrás, el planeta Tierra. Crédito de la imagen: NASA

El 4 de diciembre, el Transbordador Espacial Endeavour, en la misión STS-88, despegó del Complejo de Lanzamiento 39A, en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, transportando el módulo Unity Node 1 en su compartimento de carga. Construido por la Corporación Boeing en una instalación en el Centro de Vuelo Espacial Marshall, en Huntsville, Alabama, Unity fue el primer componente estadounidense de la EEI. Dos días después del lanzamiento, Endeavour y su tripulación de seis personas se reunieron con Zarya, y utilizando el brazo robótico del Transbordador, capturaron el módulo ruso y lo unieron con Unity. Diseñados y construidos por ingenieros a miles de kilómetros de distancia y que nunca se habían unido en la Tierra, los dos primeros módulos de la EEI se ajustaron perfectamente cuando se encontraron en el espacio. La tripulación de la misión STS-88 pasó los días siguientes haciendo las conexiones entre los dos módulos antes de liberar la nueva, pero aún embrionaria EEI. Esto marcó el primer paso en el ensamblado de la EEI, que continuó por 13 años.

El astronauta Shepherd, y los cosmonautas Krikalev y Gidzenko.

El astronauta Shepherd, y los cosmonautas Krikalev y Gidzenko.

A finales del 2.000, la EEI estaba lista para recibir a sus primeros residentes de larga duración. El 31 de octubre, la tripulación de la Expedición 1, con William M. Shepherd, Serguéi K. Krikalev y Yuri P. Gidzenko, despegó desde Baikonur y se acopló a la EEI dos días después. Desde ese día, equipos internacionales de astronautas y cosmonautas han mantenido ocupada de manera permanente la EEI, realizando operaciones de rutina y mantenimiento en la estación, incluyendo docenas de caminatas espaciales y realizando investigaciones en un amplio conjunto de disciplinas científicas.

Vídeo, con el relato de Rob Navias, de la NASA, del momento del lanzamiento del módulo Zarya, desde el Cosmódromo de Baikonur.

Hasta el momento, la Estación Espacial Internacional es el vehículo espacial más grande jamás construido, y un laboratorio único para la realización de disciplinas científicas de las más variadas. Incluyendo sus paneles solares, tiene el tamaño de un campo de fútbol estadounidense. El volumen habitable disponible en sus distintos módulos internacionales es mayor al de una casa con seis dormitorios. Desde noviembre del año 2.000, más de 230 personas pertenecientes a 18 países han visitado la EEI. Como laboratorio, ha albergado más de 2.500 investigaciones científicas provenientes de más de 100 países.

Notas al pie


  1. Advanced Closed Loop System [return]
  2. R&D industry. [return]
  3. Human Space Exploration, es conocido en español como Vuelo Espacial Tripulado. [return]
comments powered by Disqus