Cómo no aterrizar un cohete espacial

Según Elon Musk, CEO de SpaceX

Si están leyendo este artículo, puede que se hayan sentido atraídos por el título. En realidad, la traducción que podría acercarse al título del vídeo distribuido por SpaceX, es algo así: cómo no aterrizar la primera etapa de un cohete impulsor.

Como fuera, en la secuencia vemos algunos de los inconvenientes ligados al proyecto de SpaceX de reutilizar estas primeras etapas de los cohetes para abaratar los costos de los lanzamientos espaciales.

En primer plano, de espaldas, Elon Musk, CEO de SpaceX, observa los restos humeantes de la primera etapa de un cohete Falcon 9. Crédito de la imagen: SpaceX.

En diciembre de 2.015 SpaceX logró que el descenso fuera exitoso. Pero hay una secuencia de varias fallas, acompañada por una música que, en lo personal, asocié con las películas de Charles Chaplin. (No sé qué les sucederá a ustedes con ese acompañamiento instrumental).

Y aparece, en algunos momentos, el mismo Musk, observando los resultados del desastre. Y la transcripción de sus comentarios: “¿El cohete está bien? Fue sólo un rasguño”. “Bueno, técnicamente, eso fue un aterrizaje”. “Entropía, es una palabra tan solitaria”. Y hay también algún insulto.

Una y otra vez, cohetes estallando, estrellándose en el agua, incendiándose, derrumbándose por fallas en las patas de descenso. Y, una de las escenas ‘más dolorosas’ -por las pérdidas de bienes que necesitaban los astronautas en la Estación Espacial, y de experimentos preparados por estudiantes universitarios o secundarios-, cuando uno de los Falcon 9 estalló a poco de su lanzamiento con uno de los cargueros espaciales Dragón.

Algunos de ustedes argumentarán que todo esto está asegurado. Está bien. Por mi parte no olvido que Elon Musk compró años atrás un automóvil McLaren de edición limitada, y cuando se lo entregaron salió a probarlo con uno de sus colegas emprendedores. El experimento terminó en la casi destrucción del costoso automóvil. Musk aún cuenta que su colega lo miraba sorprendido cuando él reía a carcajadas por la situación. Y cuando se enteró que el flamante automóvil no estaba asegurado.

Además de Chaplin, ver el vídeo también me entregó un dejo de Buster Keaton.

comments powered by Disqus