Juno con órbita fija por problemas con válvulas del motor

Una imagen de las tormentas en el Polo Sur de Júpiter captada por JunoCam, de la sonda Juno. Fue tomada desde la órbita que la sonda desarrollará hasta el final de la misión, debido a problemas detectados en el funcionamiento de válvulas del motor principal de la sonda. La imagen fue tomada 101.000 kilómetros por encima de las capas de nubes más altas. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/John Landino
Una imagen de las tormentas en el Polo Sur de Júpiter captada por JunoCam, de la sonda Juno. Fue tomada desde la órbita que la sonda desarrollará hasta el final de la misión, debido a problemas detectados en el funcionamiento de válvulas del motor principal de la sonda. La imagen fue tomada 101.000 kilómetros por encima de las capas de nubes más altas. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/John Landino

La NASA anunció que la misión Juno se mantendrá en su actual órbita de 53 días por el resto de la misión tras haberse detectado problemas en las válvulas del motor principal. La agencia espacial indicó que esta actitud de la sonda permitirá cumplir los objetivos científicos de la misión, a la vez que evita los riesgos derivados del encendido de sus impulsores, que llevaría a la sonda a un período orbital de 14 días.

Como en la superficie de la Tierra, las cosas no siempre salen como estaban planeadas, o se desean. Oficiales de la NASA y científicos de la misión trataron de restarle importancia al cambio, aunque está claro que un período orbital más reducido llevaría a que la sonda se mantuviera más cerca del planeta, lo que permitiría otros estudios del planeta más masivo de nuestro Sistema Solar.

“Juno está sana, sus instrumentos científicos están operativos plenamente, y la información y las imágenes que hemos recibido son nada menos que asombrosas. La decisión de renunciar al encendido (de los propulsores) fue acertada, y se tomó para preservar un recurso valioso y que Juno pueda continuar su magnífico viaje de descubrimiento”, indicó Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, que tiene sede en Washington D.C.

Juno orbitó Júpiter cuatro veces desde el 4 de julio de 2.016. La órbita más reciente de la sonda concluyó el 2 de febrero último. El próximo sobrevuelo cercano del planeta se realizará el 27 de marzo de 2.017.

En un comunicado, la NASA insistió en que el período orbital en que se mantendrá Juno no afectará la calidad de la información científica acumulada en cada sobrevuelo. Porque será mantenida la misma altitud que alcanzó en el mayor acercamiento que hizo la sonda.

Aseguró que la órbita más larga brinda nuevas oportunidades para explorar las zonas más alejadas del poderoso y extendido campo magnético de Júpiter.

En cada órbita, Juno se aventura a unos 4.100 kilómetros de la capa superior de las nubes. Durante los sobrevuelos, escruta por debajo de la oscura capa de nubes que cubre el planeta, y estudia sus auroras para obtener más información de los orígenes, la estructura, la atmósfera y la magnetosfera de Júpiter.

El plan de vuelo original de la misión preveía que Juno circundaría Júpiter dos veces cada 53 días, y más tarde reduciría su período orbital a 14 días por el resto de la misión. Sin embargo, al realizarse la comprobación de dos válvulas de helio, que integran el sistema de tuberías del motor principal de la sonda, se determinó que no funcionaban como se esperaba, cuando el sistema de propulsión fue presurizado en octubre de 2.016. La telemetría obtenida de la sonda señaló que demandaba varios minutos que las válvulas se abrieran, mientras que previamente durante el encendido de los motores sólo eran necesarios unos pocos segundos.

“Durante una rigurosa revisión, analizamos diferentes escenarios que iban a colocar a Juno en un período orbital más corto, pero había preocupación de que otro encendido del motor principal resultara en una órbita que no era deseable. El balance final fue que el encendido (de los motores para colocar a la sonda en la posición planificada) representaba un riesgo para que Juno completara sus objetivos científicos”, expresó Rick Nybakken, gerente de proyecto de Juno, e integrante de Jet Propulsion Laboratory.

En otras palabras, los ingenieros y científicos decidieron que Juno se quedará en una órbita más larga, hasta que concluya su misión. Es diferente a lo esperado, pero no deseaban estropear una misión que llevó muchos años de proyectos, de discusiones presupuestarias, técnicas, y no se prevé otra misión a Júpiter en el futuro cercano.

Los científicos trataron de aprovechar los cambios para incorporar investigaciones que no estaba previsto que se realizaran con tal profundidad. Están relacionadas con la exploración de la magnetosfera Joviana: la zona del espacio dominada por el campo magnético de Júpiter, el rabo magnético provocado por la interacción con el viento solar, la magnetosfera, y la magnetopausa: la zona limítrofe entre el campo magnético de Júpiter que pugna con el poderoso viento solar.

El entendimiento de cada una de estas regiones magnéticas y cómo se relacionan con el flujo de energía que expande el Sol, y que conocemos como viento solar, es uno de los objetivos principales de la División de Ciencia Heliofísica de la NASA.

Debo indicar que me maravilla cómo los científicos intentan transformar lo que se presenta como una catástrofe – los referidos períodos orbitales más largos, en vez de los más cortos – en una nueva oportunidad. Así, Scott Bolton, investigador principal de la misión Juno, del Instituto de Investigación del Suroeste, en San Antonio, Texas, explicó que “otra ventaja clave de la órbita más larga es que en cada órbita, Juno pasará menos tiempo en el interior de los devastadores campos de radiación” del planeta. “Esto es significativo, porque la radiación es el factor más limitante de la vida activa de Juno”, dijo.

Lo explicado por Bolton, bien lo saben los planificadores de cada misión espacial que no solamente debió alcanzar Júpiter, sino sobrepasarlo, para avanzar a las zonas más alejadas del Sistema Solar. Las sondas Voyager, Cassini y New Horizons son ejemplos de ello. De hecho, Ed Stone, el legendario jefe de la misión Voyager, lo dejó en claro cuando New Horizons superó la barrera de radiación de Júpiter para dirigirse hacia Plutón, y luego más allá, a la inmensidad del Cinturón de Kuiper.

La misión primara de Juno está previsto que se extienda hasta julio de 2.108, en que realizará 12 óbitas científicas; es decir que no están consideradas las maniobras orbitales de inserción, sino aquellas en que los instrumentos de ciencia operan a pleno.

En poco menos de un año y medio, entonces, el equipo de la misión propondrá la extensión de la misión, si logra demostrar que la ciencia que se hace vale cada dólar de los muchos millones que demandan estas exploraciones.

Entretanto, no podemos dejar pasar que aún antes de arribar e insertarse en la órbita de Júpiter, la misión ha estado recolectando mucha información científica. Esta es volcada a los modelos computacionales para comprobar u obtener nuevas explicaciones a los misterios de este planeta.

Y trascendió que de los sobrevuelos cercanos realizados por Juno, se determinó que los campos magnéticos y las auroras de Júpiter son más grandes y poderosos de lo que se pensaba, y que los cinturones y las zonas, que le dan las formas características formas a las nubes superiores, se extienden profundamente hacia el interior del planeta.

Se prevé que en los próximos meses serán publicados los primeros trabajos científicos con resultados de las investigaciones realizadas hasta ahora, luego que superen la revisión de los expertos.

Además, JunoCam, la primera cámara de extensión científica interplanetaria, ahora es guiada con propuestas realizadas por el público. Que puede apoyar con su voto qué zona del planeta debe ser fotografiada en cada sobrevuelo.

“Juno está brindando resultados espectaculares, y estamos reescribiendo nuestras ideas sobre cómo funcionan los planetas gigantes. La ciencia será tan espectacular como con nuestro plan original”, prometió Bolton.

Este artículo ha sido leído 70 veces!