¿Cómo se alimentan los astronautas en el espacio?

¿Dirían que esta astronauta está disfrutando su comida espacial? Crédito de la imagen: NASA
¿Dirían que esta astronauta está disfrutando su comida espacial? Crédito de la imagen: NASA

¿Cómo se alimentan los astronautas en el espacio? ¿Cómo lo hacen en la Estación Espacial Internacional? Bueno, los alimentos son preparados en la superficie terrestre, analizados por nutricionistas y determinados según la altura, el peso y el sexo de los astronautas y cosmonautas.

¿Puede haber comida elegida por los astronautas? Sí, pero vivir en el espacio no significa que podrán darse gustos excesivos porque se consumirían las raciones de otras tripulaciones. Entre otras cosas, porque cada gramo que va al espacio debe ser enviado en costosísimos viajes de cargueros espaciales o en las cápsulas Soyuz, que por este momento son el único vehículo de transporte para viajar a la Estación y regresar a la superficie terrestre luego de concluida cada misión.

Distintos tipos de comidas, etiquetadas, clasificadas, empacadas, esperan ser acondicionadas en los recipientes adecuados para ser enviados a la Estación Espacial Internacional. Crédito de la imagen: NASA
Distintos tipos de comidas, etiquetadas, clasificadas, empacadas, esperan ser acondicionadas en los recipientes adecuados para ser enviados a la Estación Espacial Internacional. Crédito de la imagen: NASA

La NASA ejemplificó así el asunto de la alimentación espacial: si vas de campamento con un grupo de amigos, y planean actividades en lugares alejados de los centros poblados, tendrán que asegurarse de contar con cantidad suficiente de comida, tener los elementos necesarios para cocinar, un buen abastecimiento de agua, y los utensilios para comer.

Estos alimentos, y los elementos relacionados, tendrán que estar almacenados adecuadamente para que no se rompan los envoltorios, ni encontrarse con un desastre cuando abran la caja de reserva de alimentos. Si el viaje es por varios días, es probable que se lleven enlatados o conservas en recipientes plásticos, precintados. Se evitarán los alimentos perecederos, porque si se deterioraron antes de consumirlos habrá significado pérdida de dinero y espacio desperdiciado que podría haber sido destinado a otro artículo; además, se gasto esfuerzo en vano en transportar ese alimento en mal estado.

El astronauta Terry Virts (NASA), en la apertura de la escotilla del carguero espacial Dragón, que fue acoplado a la Estación Espacial este 12 de enero de 2.015. Vean cómo fueron acomodados los empaques para maximizar la eficiencia del transporte. Crédito de la imagen: NASA
El astronauta Terry Virts (NASA), en la apertura de la escotilla del carguero espacial Dragón, que fue acoplado a la Estación Espacial este 12 de enero de 2.015. Vean cómo fueron acomodados los empaques para maximizar la eficiencia del transporte. Crédito de la imagen: NASA

Al espacio, a la Estación Espacial, no se llevan enlatados, entre otras cosas por el peso adicional y el espacio que ocupan este tipo de recipientes. Se utilizan empaques flexibles que pueden ser doblados para maximizar el espacio de almacentamiento en los contenedores que luego irán en los cargueros espaciales.

Chris Hadfield muestra fruta fresca enviada a la Estación Espacial. A su izquierda podemos ver la mesa en la que consumen los alimentos los astronautas en la Estación. Y en una simple mirada diviso en la mesa dos de las herramientas que acompañan al astronauta desde el lanzamiento: la cuchara y la tijera. Crédito de la imagen: NASA
Chris Hadfield muestra fruta fresca enviada a la Estación Espacial. A su izquierda podemos ver la mesa en la que consumen los alimentos los astronautas en la Estación. Y en una simple mirada diviso en la mesa dos de las herramientas que acompañan al astronauta desde el lanzamiento: la cuchara y la tijera. Crédito de la imagen: NASA

Entonces, cómo se alimentan los astronautas

Tras desayunar, almorzar y cenar (lo ponemos así en este ejemplo porque los astronautas sólo tienen tres comidas diarias), en medio de las charlas con los compañeros de campamento sobre las actividades del día, llegará el momento de disponer los utensilios de cocina, y los que usaron para comer, para la próxima comida. Los desechos tambén deberán ser dispuestos adecuadamente, para que no den mal olor, la basura no se acumule y sea un problema en pocas horas.

El astronauta Thomas Marshburn, de la NASA, de la Expedición 35 en la Estación Espacial, muestra cómo se comporta el jarabe de arce en la microgravedad. Crédito de la imagen: NASA
El astronauta Thomas Marshburn, de la NASA, de la Expedición 35 en la Estación Espacial, muestra cómo se comporta el jarabe de arce en la microgravedad. Crédito de la imagen: NASA

Los astronautas puede decirse que hacen lo mismo cuando van al espacio. Esta rutina es una parte, importante, de cómo se alimentan los astronautas en la Estación Espacial. La preparación varía según de qué tipo de alimento se trate. Algunos alimentos pueden comerse como lo hacemos en la superficie de la Tierra, como las galletitas de chocolate y la fruta (a los astronautas les encanta la fruta fresca en la Estación). Otros fueron deshidratados en la Tierra y se les debe agregar agua, como los espaguetis. En la Estación Espacial Internacional hay un horno para calentar los alimentos a la temperatura necesaria.

De los astronautas Don Pettit, Cady Coleman y Chris Hadfield, a quienes vemos en la imagen, ¿quién perdió peso en la Estación Espacial?
De los astronautas Don Pettit, Cady Coleman y Chris Hadfield, a quienes vemos en la imagen, ¿quién perdió peso en la Estación Espacial?

Y leyeron que hay una variedad de alimentos deshidratados. Es porque en la Estación Espacial Internacional no hay refrigeradores, heladeras, y porque cuando son transportados, no se puede gastar recursos en colocar refrigeradores en los ‘camiones espaciales’. Por eso en uno de los vídeos que acompañan este artículo, donde aparecen los astronautas Cady Coleman, Don Pettit y Chris Hadfield, este último dice que la comida espacial puede asimilarse a la comida de campamento. Como dato curioso, Coleman fue la única que bajó de peso cuando fue al espacio.

¿Quién prepara los alimentos antes de ser enviados al espacio? Los astronautas intervienen en la selección de algunos alimentos que les gustan, pero no hay lugar para caprichos; la palabra final la tienen los nutricionistas que establecen dietas equilibradas según la composición física del astronauta, y luego algunos alimentos son preparados por chefs.

El comandante de la Estación Espacial, el astronauta japonés Koichi Wakata, es observado por el astronauta de la NASA. Rick Mastracchio. Ambos están degustando frutos secos. Wakata parece haber atrapado uno y haber perdido otro. Crédito de la imagen: NASA
El comandante de la Estación Espacial, el astronauta japonés Koichi Wakata, es observado por el astronauta de la NASA. Rick Mastracchio. Ambos están degustando frutos secos. Wakata parece haber atrapado uno y haber perdido otro. Crédito de la imagen: NASA

En el espacio los astronautas consumen mayonesa, mostaza, ketchup. La sal y la pimienta sólo están presentes en forma líquida, y es que por la ausencia de gravedad, el polvo, los granos de sal y pimienta se dispersarían en el interior de la Estación Espacial, y además de no condimentar la comida, porque irían a parar a cualquier lado, podrían obstruir los conductos de aire, afectar los equipos e instrumentos, o meterse en los ojos o narices de los astronautas. Por caso, vean el momento en que el astronauta japonés Koichi Wakata intenta comer unas almendras y atrapa una de ellas con su boca y la otra le es bastante esquiva.

La astronauta Dyson - su remera señala: así es cómo luce un científico - y en el recuadro el rehidratador de la Estación Espacial. Dyson extrañó mucho la lechuga y la comida que menos le gustó en su paso por la Estación fue pollo con salsa teriyaki. Crédito de la imagen: NASA
La astronauta Dyson – su remera señala: así es cómo luce un científico – y en el recuadro el rehidratador de la Estación Espacial. Dyson extrañó mucho la lechuga y la comida que menos le gustó en su paso por la Estación fue pollo con salsa teriyaki. Crédito de la imagen: NASA

Como ya indicamos, los astronautas tienen tres comidas al día: desayuno, almuerzo y cena. Los nutricionistas en la superficie terrestre se aseguraron de que la comida aportará un suministro equilibrado de vitaminas y minerales. Como en la Tierra, los requerimientos calóricos varían para los astronautas. Por ejemplo, una mujer pequeña requeriría solamente unas 1.900 calorías al día, mientras que un hombre corpulento alrededor de 3.200 calorías.

El astronauta de la NASA, Terry Virts, hace malabares con mandarinas recién llegadas en el carguero Dragón. Crédito de la imagen: NASA
El astronauta de la NASA, Terry Virts, hace malabares con mandarinas recién llegadas en el carguero Dragón. Crédito de la imagen: NASA

Los astronautas pueden elegir entre una variedad de alimentos, como frutas, nueces, mantequilla de maní, pollo, carne vacuna, mariscos, dulces, galletitas. Pueden beber café, té, jugo de naranja, jugos de frutas y limonada. En uno de los vídeos de este artículo, Pettit agradeció que hubieran enviado limones frescos, porque pudo preparar limonada, mientras Hadfield ironizaba sobre qué podían hacer con cebollas crudas en la Estación.

Como en la Tierra, en el espacio la comida se prepara en envases desechables. En la Estación Espacial los envases de comida son almacenados en compartimentos que están cerrados, identificados con inscripciones que señalan si fueron preparados por los equipos rusos, estadounidenses, europeos o del país del que provenga el astronauta. (Cuando un tripulante no consume toda la comida destinada para él, otros astronautas lo agradecen. Como por ejemplo Terry Virts, quien no dudó en agradecerle vía Twitter a su colega alemán Alexander Gerst, porque ‘le había sobrado’ comida alemana que él estaba disfrutando.

Las tripulaciones a bordo de la Estación Espacial comparten los momentos en que se alimentan, y aprovechan para intercambiar opiniones, o hacer bromas. Esto, además de fortalecer el trabajo en equipo, quién puede dudar que ayuda psicológica y positivamente a la salud de los astronautas.

Los envases con los alimentos deshidratados, que reciben radiación para evitar contaminaciones, son almacenados ordenadamente tras ser empaquetados y etiquetados. Algunos envases de hecho evitan que los alimentos salgan volando. El envase de los alimentos está diseñado para ser flexible y más fácil de usar, así como para maximizar la disponibilidad de lugar cuando se los estiba o almacena para ser enviados al espacio.

Técnicos de Orbital Sciences introducen alimentos empacados en el carguero espacial privado Cygnus, que luego iba a ser montado en el cohete Antares. Crédito de la imagen: NASA
Técnicos de Orbital Sciences introducen alimentos empacados en el carguero espacial privado Cygnus, que luego iba a ser montado en el cohete Antares. Crédito de la imagen: NASA

Todo el proceso de elección, determinación de alimentos se realiza con anticipación. Luego los alimentos, las comidas, el agua, medicamentos para los astronautas, elementos personales, deben ser acondicionados antes de ser lanzados hacia la Estación Espacial Internacional. Todo es cuidadosamente planificado porque cada viaje al espacio cuesta muchos, muchos millones de dólares. Entonces, tras el empacado, identificación, los elementos son dispuestos en el compartimento de carga de los cargueros espaciales, verdaderos camiones de reabastecimiento, porque además llevan combustible, repuestos, herramientas. Las tripulaciones, que trabajan como verdaderos equipos con los técnicos y científicos en la superficie, no pueden sufrir por el olvido de algún elemento, ya que para que llegue el siguiente carguero pueden pasar meses.

En el vídeo, observamos la mesa de la Estación Espacial Internacional. Uno de los astronautas micrófono en mano explica cómo es la alimentación a 400 kilómetros de altitud.

Actualmente, existen los cargueros espaciales rusos Progress, los japoneses HTV Kounotori y los estadounidenses Dragon y Cygnus, de las compañías privadas SpaceX y Orbital Sciences, respectivamente. La Agencia Espacial Europea dejó de preparar los ATV, de los que lanzó cinco a la Estación Espacial Internacional. Todavía queda acoplado el ATV-5, que será desacoplado este año y cuando reingrese a la atmósfera terrestre permitirá realizar muchos experimentos cuyos resultados mejorarán los viajes espaciales futuros.

Cuando juegas con la comida en el espacio, puedes decir que estás haciendo un experimento, dijo el astronauta Don Pettit. No prueben esta técnica en sus hogares... aquí tenemos gravedad. Crédito de la imagen: NASA
Cuando juegas con la comida en el espacio, puedes decir que estás haciendo un experimento, dijo el astronauta Don Pettit. No prueben esta técnica en sus hogares… aquí tenemos gravedad. Crédito de la imagen: NASA

Coleman señaló que comer en el espacio es divertido. ¿Divertido?, interrogó Pettit. Sí, señaló la astronauta, porque comer en el espacio es también un experimento. Ah, porque puedes jugar con el alimento y a eso llamarlo ciencia, completó Pettit, quien gracias a la ausencia de gravedad jugó con lo que ¿parecía un mousse? durante su último paso por la Estación.

Ya integrado Hadfield a la conversación, se alegró del envío de fruta fresca y parece que no le gustó cuando enviaron seis cebollas frescas. Pettit se alegró del envío de limones frescos, porque pudo preparar limonada.

En la Estación Espacial también hay cultivos

El 'famoso' girasol cultivado por el astronauta Don Pettit, en la Estación Espacial Internacional. Según el astronauta, el experimento falló porque el tallo del girasol no era lo suficientemente resistente y se doblaba con facilidad. Crédito de la imagen: NASA
El ‘famoso’ girasol cultivado por el astronauta Don Pettit, en la Estación Espacial Internacional. Según el astronauta, el experimento falló porque el tallo del girasol no era lo suficientemente resistente y se doblaba con facilidad. Crédito de la imagen: NASA

En otro segmento del vídeo, Pettit y Mike Massimino dialogaron sobre los cultivo hidropónicos y aeropónicos. Recordemos que también se cultivaron vegetales y zinnias en el experimento Veggie, durante 2.014. Ambos astronautas ríeron al recordar que Pettit cultivó un ejemplar bastante grande de girasol. Formaba parte de un experimento que trataba de aprovechar un rincón de la Estación Espacial, donde Pettit, quien en su blog se autodefinía como jardinero espacial, no contaba con mucho equipo ni controles del cultivo por ordenador. Y allí cultivó no sólo girasoles, sino zucchinis y bróccoli.

Un cultivo aeropónico en la Estación Espacial Internacional, deriva en uno de los módulos del complejo orbital, mientras es fotografiado por un astronauta. Crédito de la imagen: NASA
Un cultivo aeropónico en la Estación Espacial Internacional, deriva en uno de los módulos del complejo orbital, mientras es fotografiado por un astronauta. Crédito de la imagen: NASA
La flor del girasol cultivado por el astronauta Don Pettit, en la Estación Espacial. Crédito de la imagen: NASA
La flor del girasol cultivado por el astronauta Don Pettit, en la Estación Espacial. Crédito de la imagen: NASA

Pero, Pettit consideró que el experimento no fue positivo porque si bien el girasol alcanzó un metro y medio de altura, el tallo era muy débil y retorcido, no se sostenía derecho, como en la gravedad terrestre.

El astronauta Steve 'Swannie' Swanson toma muestras de la lechuga que cosechó como parte del experimento Veggie. Crédito de la imagen: NASA
El astronauta Steve ‘Swannie’ Swanson toma muestras de la lechuga que cosechó como parte del experimento Veggie. Crédito de la imagen: NASA
Estos cultivos parecen tener un sustrato y haber recibido riego por parte de los astronautas. El astronauta de la NASA, Don Pettit, dijo que durante su estancia allí cultivó varias especies con compost, en un rincón. Crédito de la imagen: NASA
Estos cultivos parecen tener un sustrato y haber recibido riego por parte de los astronautas. El astronauta de la NASA, Don Pettit, dijo que durante su estancia allí cultivó varias especies con compost, en un rincón. Crédito de la imagen: NASA
Con cuidado un astronauta manipula sus instrumentos para tomar muestras de una plántula desarrollada en la Estación Espacial, en ausencia de gravedad. Crédito de la imagen: NASA
Con cuidado un astronauta manipula sus instrumentos para tomar muestras de una plántula desarrollada en la Estación Espacial, en ausencia de gravedad. Crédito de la imagen: NASA
La astronauta Peggy Whitson ante un deck de cultivos en la Estación Espacial. Crédito de la imagen: NASA
La astronauta Peggy Whitson ante un deck de cultivos en la Estación Espacial. Crédito de la imagen: NASA
Trigo, uno de los cultivos que revolucionó la evolución humana en la Tierra, cultivado en una 'cabina telefónica' en la Estación Espacial. Crédito de la imagen: NASA
Trigo, uno de los cultivos que revolucionó la evolución humana en la Tierra, cultivado en una ‘cabina telefónica’ en la Estación Espacial. Crédito de la imagen: NASA

Consultado por Massimino por cultivos en misiones a Marte, Pettit señaló que habrá que diseñar cubículos especiales donde se realicen estos cultivos aeropónicos. El tema es: ¿consumen los astronautas en la Estación los cultivos logrados allí? La respuesta es: no. Las muestras de los cultivos son acondicionadas para ser enviadas a Tierra y analizadas por los científicos de cada uno de los proyectos. El espacio es un lugar agresivo, donde bacterias y microbios se desarrollan con notable rapidez. ¿Qué sucedería si un astronauta se intoxica con lo cultivado? Si no hay un médico entre la tripulación de la Estación, el más próximo está a 400 kilómetros de distancia y no se pueden usar las cápsulas Soyuz para ir a la consulta y regresar.

La tasa de pérdida de densidad ósea en el espacio se da a un rango mucho mayor que la pérdida que sufren personas con osteopenia u osteoporosis en la superficie terrestre. Crédito de la imagen: NASA
La tasa de pérdida de densidad ósea en el espacio se da a un rango mucho mayor que la pérdida que sufren personas con osteopenia u osteoporosis en la superficie terrestre. Crédito de la imagen: NASA

En cuando a la relación de la alimentación, la nutrición apropiada y la salud de los astronautas, en un segmento del vídeo presentado por Tracy Dyson, se menciona la pérdida de masa ósea, y que los astronautas pueden ayudar a desarrollar medicinas y prácticas para personas que sufren osteopenia y osteoporosis, ya que en el espacio la pérdida de densidad ósea se da a mayor tasa que la que sufren las personas con estas patologías en la superficie terrestre. Entre las respuestas que se han hallado en la Estación Espacial para retrasar la pérdida de masa ósea están una mejor nutrición y la intensidad en el ejercicio físico, que los astronautas realizan con ARED.
Ahora sabemos que la microgravedad provoca cambios en el metabolismo óseo de los astronautas, en la química corporal, causa daños oxidativos y cambios hormonales, entre otros.

Así se ven las vértebras de una persona normal y la de una persona que sufre osteoporosis. Los astronautas pierden masa ósea en la Estación Espacial, y para recuperarla y mantenerla reciben una dieta especial y realizan intensa actividad física. Crédito de la imagen: NASA
Así se ven las vértebras de una persona normal y la de una persona que sufre osteoporosis. Los astronautas pierden masa ósea en la Estación Espacial, y para recuperarla y mantenerla reciben una dieta especial y realizan intensa actividad física. Crédito de la imagen: NASA

Para aportar a la preparación y acondicionado de los alimentos enviados a la Estación, la NASA cuenta con el Space Food System Laboratory, como también apreciamos en el vídeo aludido. Donna Nabors, científica nutricional senior de la NASA, mientras empacaba naranjas frescas para ser enviadas a la Estación Espacial, señaló que los astronautas deben compartir precisamente estos bienes alimenticios que son muy demandados. La fruta fresca es el único bien comestible que llega a la Estación sin pasar por la deshidratación, que además de la conservación tiene por objetivo reducir el peso del cargamento lanzado al espacio.

¿Cuál fue su comida favorita en la Estación Espacial?

Los astronautas Mike Hopkins, Koichi Wakata (en ese momento comandante de la Estación Espacial) y Rick Mastracchio, abren los envíos que arribaron en la misión 1 del carguero Cygnus. Allí hubo envíos personales de la esposa de Mastracchio, como tortillas, salsa de tomate, entre otros bienes comestibles. Crédito de la imagen: NASA
Los astronautas Mike Hopkins, Koichi Wakata (en ese momento comandante de la Estación Espacial) y Rick Mastracchio, abren los envíos que arribaron en la misión 1 del carguero Cygnus. Allí hubo envíos personales de la esposa de Mastracchio, como tortillas, salsa de tomate, entre otros bienes comestibles. Crédito de la imagen: NASA

La astronauta Dyson señaló que su alimento favorito es el café, que le gusta cremoso y con azúcar, pero en la Estación disfrutó de la carne, los espárragos y los duraznos. Y el que menos le gustó fue carne aderezada con salsa teriyaki. La comida que más extrañó fue la sensación de la lechuga crujiendo en su boca. Otros astronautas echan de menos la sal, el pan, y la lista sigue, de acuerdo a los gustos personales de cada uno.

Los astronautas Tracy Dyson (NASA) y Koichi Wakata (JAXA). El primer comandante japonés que tuvo la Estación Espacial, está extrayéndose sangre. Los astronautas son sujetos experimentales en sí mismos, por la pérdida de masa muscular, ósea, los problemas oculares, dolores de cabeza, confusión, cambios hormonales, debilitamiento de la actividad cardíaca. Crédito de la imagen: NASA
Los astronautas Tracy Dyson (NASA) y Koichi Wakata (JAXA). El primer comandante japonés que tuvo la Estación Espacial, está extrayéndose sangre. Los astronautas son sujetos experimentales en sí mismos, por la pérdida de masa muscular, ósea, los problemas oculares, dolores de cabeza, confusión, cambios hormonales, debilitamiento de la actividad cardíaca. Crédito de la imagen: NASA

En el vídeo vemos cómo los astronautas Rick Mastracchio, Mike Hopkins y el comandante de la Estación, Koichi Wakata, abren los envíos familiares que arribaron en el carguero espacial Cygnus. Mastracchio recibió tortillas – tortillas reales, se le escucha decir – y la mejor salsa de tomates del mundo, gracias a mi esposa, completó el astronauta de la NASA.

Gennady Padalka (Rusia), Scott Kelly (USA), Anton Shkaplerov (Rusia), Samantha Cristoforetti (Italia), Mikhail Kornienko (Rusia) y Terry Virts (USA). Integrantes de la expedición 43-44. Kelly y Kornienko pasarán, desde marzo de 2.015, un año a bordo de la Estación Espacial Internacional. Será la primera vez que dos astronautas estén un año en condiciones de ingravidez, en la Estación Crédito de la imagen: NASA
Gennady Padalka (Rusia), Scott Kelly (USA), Anton Shkaplerov (Rusia), Samantha Cristoforetti (Italia), Mikhail Kornienko (Rusia) y Terry Virts (USA). Integrantes de la expedición 43-44. Kelly y Kornienko pasarán, desde marzo de 2.015, un año a bordo de la Estación Espacial Internacional. Será la primera vez que dos astronautas estén un año en condiciones de ingravidez, en la Estación Crédito de la imagen: NASA

¿Qué otras cosas se extrañan en el espacio? Las duchas, el uso del agua en la higiene personal… por seis meses, ya que se usan pequeñas dosis de agua para lavarse el cabello y paños húmedos para el cuerpo. La ropa utilizada es desechada directamente. Y, no hay privacidad, todo es observado desde Tierra, desde los centros de control de cada agencia espacial. Ahora las misiones espaciales tienen casi seis meses de duración, pero desde marzo de 2.015 habrá dos hombres que estarán un año en la Estación Espacial: Scott Kelly (NASA) y Mikhail Kornienko (Roscosmos), y, llamativamente, el danés Andreas Mogensen, tendrá una misión de sólo 15 días de duración.

Si te hallas entre quienes sueñan con ser astronautas, ¿qué comida echarías en falta y cuál sería irremplazable? ¿Aprendiste algo nuevo sobre cómo se alimentan los astronautas? ¿Cómo es su vida?

Ya saben que además de extender su curiosidad en los tantos vínculos que hay en este artículo, pueden dejar sus comentarios más abajo.

Este artículo ha sido leído 12732 veces!